Diferencias entre demencia senil y el Alzheimer

La demencia senil y el Alzheimer no son la misma cosa, aprende la diferencia con el siguiente artículo extraído todo del libro Revertir el Alzheimer.

demencia senil y el Alzheimer Es sencillo, para comenzar el Alzheimer es una variante de la demencia senil pero la demencia senil puede presentarse por varias causas como la enfermedad de Parkinson, de Pick, Demencia por Cuerpos de Lewys, Síndrome de Down, tumores, hipotiroidismo, demencia vascular, deficiencias de vitaminas B6 y B12, la enfermedad de Huntington y otros.

Podrás encontrar mucho más de la demencia senil y el Alzheimer en el libro electrónico Revertir el Alzheimer.

Principal diferencia entre demencia senil y el Alzheimer

Otra de la diferencias entre la demencia senil y el Alzheimer es que este último es una enfermedad neurodegenerativa que eventualmente conduce a la muerte con un periodo máximo de vida de 12 años desde que se presentan los primeros síntomas.

Esta enfermedad es causada por la muerte progresiva de neuronas lo que ocasiona que algunas zonas del cerebro se atrofien.

demencia senil y el AlzheimerLos principales síntomas del Alzheimer en sus inicios son los problemas con el lenguaje, cambios de personalidad y humor, desorientación, apatía, limitación de lenguaje y expresiones y dificultad ante tareas simples.

La demencia senil por otra parte no es causa de muerte y se debe a la pérdida de las funciones cognitivas de forma progresiva lo que ocasiona que las personas afectadas tengan problemas con la memoria, con el habla, con la resolución de problemas y la atención, con las funciones motoras, de personalidad y otras habilidades sociales.

Elementos en común entre la demencia senil y el Alzheimer

Las demencias seniles y el Alzheimer tienen más riesgo de producirse cuando hay presencia de casos entre los familiares cercanos con el trastorno y también se corre más riesgo de contraer este trastorno a medida que el cerebro envejece.demencia senil y el Alzheimer

En ambas es común ver alteradas las funciones cognitivas y esto es imprescindible para realizar un diagnóstico médico positivo.

Es un hecho que las mujeres son más propensas a padecer de Alzheimer que los hombres y que también son factores de riesgo la presión arterial alta y el traumatismo craneal.

A través del libro Revertir el Alzheimer tendrás mucha más información de la demencia senil y el Alzheimer.

Como ya mencioné anteriormente el Alzheimer es una enfermedad sin cura cuyo resultado final es la muerte mientras que en la demencia senil hay casos en los que la condición es reversible dependiendo del origen etiológico del trastorno, esta es otra de las diferencias entre la demencia senil y el Alzheimer.

Decir que el Alzheimer es solo demencia senil es quedarse corto pues los síntomas y la progresividad de la enfermedad tienen que ver con mucho más que el concepto de demencia senil y su proyección.

Curar el Alzheimer es posible, pero necesitas combatirlo a tiempo. Descarga ya Revertir el Alzheimer, el libro que le va a salvar la vida a tu paciente. Para que ese ser querido que lo está padeciendo no se degrade hasta quedar en nada; para que no pase lo inevitable.